La Electroestimulación: ¡Pruébala en tu programa de entrenamiento!

La Electroestimulación: ¡Pruébala en tu programa de entrenamiento!

Por el equipo HSD Sports Nutrition

La electroestimulación, para que te sitúes si no la conoces, es aquel sistema de entrenamiento que consiste en activar la musculatura artificialmente a base de descargas eléctricas. Parece ser la forma perfecta de hacer ejercicio: colocas los electrodos en tus abdominales, en tus brazos o piernas, los conectas y sientes cómo tus músculos se contraen mientras lees #ThePowerfulBlog de HSD Sports Nutrition.

Este método no es un sistema mágico de entrenamiento como suele anunciarse en los comerciales de tv, es más bien la evolución de un complejo modelo de entrenamiento que hasta hace no mucho estuvo reservado sólo para la élite deportiva.

Hace unos años que la electroestimulación muscular (EMS, por sus siglas en inglés) salió a la calle y se ha popularizado entre quienes buscan reducir el tiempo dedicado a hacer ejercicio, obteniendo el mismo o incluso un mayor beneficio.

Es una técnica que utiliza una corriente eléctrica adecuada para causar una contracción muscular de manera similar a los impulsos que envía el sistema nervioso central para controlar las acciones de los músculos. Es un traje con electrodos que cubre el cuerpo conectado a una máquina con diferentes programas de entrenamiento con los cuales se logra alcanzar en profundidad las fibras musculares que son más difíciles de activar por medio de un entrenamiento convencional.

Cuando se estimula al músculo de forma natural, el sistema nervioso reúne pequeñas unidades motoras (neurona motora y las fibras que ésta ha reclutado), al principio con fuerzas bajas, seguidas de unidades más grandes con fuerzas altas. También las unidades motoras incrementan sus rangos de encendido a niveles más altos de contracción. Las unidades motoras son reunidas en orden invertido durante la electroestimulación.

Los terapeutas utilizan este método en forma rutinaria para fortalecer los músculos en sus clínicas de rehabilitación. En Fisioterapia se definen como la terapia física que aplica diversos tipos de impulsos eléctricos para conseguir una contracción de la musculatura a tratar, con una amplia variedad de tipos de estimulación eléctrica, una amplia gama de variaciones en la frecuencia y en amplitud.

Definimos electroestimulador al equipo que se utiliza para provocar los efectos arriba señalados, con él podremos relajar la musculatura, mejorar su respuesta ante el estímulo deportivo, evitar lesiones, y todo ello tanto en el campo de la rehabilitación como en el del Fitness para mejorar en suma la capacidad acción-recuperación de los músculos.

El electroestimulador es básicamente un aparato de electroterapia que produce el tipo de corriente específica que necesitamos para lograr el impulso eléctrico justo capaz de generar una respuesta motora.

Los equipos más modernos son incluso capaces de producir una estimulación secuencial, esto quiere decir que podemos trabajar primero el músculo agonista y luego el músculo antagonista, obteniendo un trabajo más fisiológico de los músculos en cuestión.

Entre las ventajas de utilizar este método, encontramos:

1.- Desarrollo de la fuerza, velocidad y resistencia en los grupos musculares seleccionados

2.- Una recuperación más rápida tras el esfuerzo deportivo

3.- Posibilidad de aumento del nivel de carga muscular sin fatiga física ni tampoco psicológica

4.- Mejora de la capilarización con los programas especiales para ello

Probablemente te ha pasado que has ido desanimado al gimnasio, pues en el caso de la electroestimulación, no importa tu estado de ánimo, la electricidad igual hará su trabajo sobre nuestro cuerpo. Con un par de días a la semana tendremos suficiente para mantener al cuerpo tonificado.

Así que recuerda: Electroestimulación + Ejercicio = excelente forma de entrenar y también excelente forma de rehabilitarte después de una lesión. ¡Nos leemos en la próxima entrega de #ThePowerfulBlog!