Las consecuencias del alcohol en tu estilo de vida fitness

Las consecuencias del alcohol en tu estilo de vida fitness

Por el equipo de HSD Sports Nutrition

Hoy en #ThePowerfulBlog tocaremos un tema que ustedes nos han solicitado vía inbox, y es que algunos de ustedes nos han preguntado si hay algo de malo en beber alcohol mientras están en plena lucha por transformar sus cuerpos en el gym, pues bien, comencemos…

El alcoholismo, también conocido como dependencia del alcohol, es una enfermedad que incluye:

1.- Deseo: una fuerte necesidad o urgencia de beber

2.- Pérdida de control: no poder dejar de beber una vez que has comenzado a beber

Si quieres disfrutar de una bebida sin sabotear tus objetivos en la pérdida de peso, puedes hacerlo sólo una vez por semana y una sola bebida, ¡no más!

Incluso si tú comes súper saludable, la regularidad del alcohol en tu modus vivendi puede dificultar tu pérdida de peso e incluso llevarte a un nuevo y reincidente aumento de peso. Además de lo anterior, afecta físicamente a nuestro organismo.

El sistema regulador del cuerpo debe registrar las calorías que llegan al cuerpo, de modo que la persona no sienta hambre. Pero con el alcohol sucede lo contrario: la gente siente hambre y come más.

En el corazón, el consumo excesivo de alcohol aumentará tu presión arterial y puede provocarte daños y ataques cardiacos.

El hígado, al consumir de 3 a 4 bebidas al día, aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de hígado. El consumo excesivo de alcohol a largo plazo también aumenta el riesgo de cirrosis hepática (cicatrización) y muerte.

Diferentes estudios han encontrado vínculos variables entre las cantidades de alcohol consumidas y la calidad de la dieta. Un estudio en España encontró que el consumo excesivo de alcohol, la preferencia por las bebidas espirituosas y el consumo de alcohol durante las comidas, se relacionaron con una mala adherencia a las principales pautas de consumo de alimentos. Ten en cuenta lo siguiente:

1.- Beber provocará una caída temporal en tus niveles de azúcar en sangre y suprimirá las hormonas que ayudan a controlar tu apetito

2.- Cuando bebes alcohol con el estómago vacío, los efectos empeoran al día siguiente

3.- El alcohol no sólo carece de proteínas, minerales y vitaminas, sino que en realidad inhibe la absorción y el uso de nutrientes vitales como tiamina (vitamina B1), vitamina B12, ácido fólico y zinc

La tiamina (vitamina B1) participa en el metabolismo de proteínas y grasas y en la formación de hemoglobina. El alcohol cambia el cerebro al modo de inanición, aumentando tu hambre y apetito, eso es lo que han descubierto los científicos. En pruebas en ratones, el alcohol activó sus señales cerebrales, indicando a su cuerpo que ingiera más alimentos.

El alcohol ocupa el segundo lugar después de las grasas en su densidad calórica. Beber alcohol aumenta los niveles de testosterona en las mujeres. Esta hormona sexual masculina juega un papel en el deseo sexual. Puede ser un factor en las mujeres que informan más deseo sexual al beber. A las personas que intentan perder peso, o no aumentar de peso, se les aconseja con frecuencia que dejen de beber.

Así que amigos, ahora ya lo saben. Si desean un excelente resultado físico y un buen desempeño en el gimnasio o sus actividades deportivas, lo mejor será bajarle al alcohol o, ¿por qué no? Dejarlo por definitiva.

Escríbenos qué otros temas te gustaría que tratáramos en este tu espacio llamado #ThePowerfulBlog. ¡Hasta la próxima!


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados